Oración consciente.

Oración consciente
Hazte consciente

El primer ejercicio que recomiendo es uno que, al menos quienes hemos recibido formación religiosa, hemos aprendido de niños. Lamentablemente el método no siembre fue el mejor, quizás rayando en lo ortodoxo, al tener que aprender las oraciones de memoria y en mi caso, hasta haciendo planas (repetir las oraciones en una hoja de papel varias veces por clase de catecismo). En fin, mal que bien, aprende uno a Sigue leyendo