Atascado.

El ego se encarga de mantenernos atrapados en los laberintos de nuestros pensamientos.
El ego se encarga de mantenernos atrapados en los laberintos de nuestros pensamientos.

En ocasiones nos vemos abrumados por las circunstancias, muchas cosas por hacer, poco tiempo para hacerlas, queriendo hacerlo todo y simplemente frenados en un punto, quizá no por no saber qué hacer, sino simplemente por no saber dónde comenzar. To Sigue leyendo