La queja.

La queja frecuente afecta nuestra vibración y por ende lo que atraemos y creamos.

Cuando me doy cuenta que soy un mar de cuestionamientos a lo que es, bien sea porque recibí la iluminación o porque alguien encendió la luz del cuarto y decidí escucharle, entonces aparece en mi un nivel de consciencia, un escalón justo Sigue leyendo