Lucha interna.

Es creer para poder ver.
Es creer para poder ver.

Cuando comienzo a recibir los regalos de Dios, es decir, cuando estoy despertando a la realidad, me cuesta darme cuenta que ciertamente son míos y muy merecidos. Frases como “Será posible” o la más popular  “Que increíble lo que me acaba de ocurrir” conforman el repertorio de expresiones que indican que no me siento merecedor de lo que Sigue leyendo