Rendirme cuentas.

Haz seguimiento periódico a tus metas.

Rendirse cuentas a uno mismo es un poco complicado, normalmente lo hago muy bien con terceros que me exigen o a quienes les exijo, pero ¿Cómo hacerlo conmigo mismo? La respuesta está en los reproches que me hago por lo que no tengo o he dejado de Sigue leyendo