Rendirme cuentas.

Haz seguimiento periódico a tus metas.

Rendirse cuentas a uno mismo es un poco complicado, normalmente lo hago muy bien con terceros que me exigen o a quienes les exijo, pero ¿Cómo hacerlo conmigo mismo? La respuesta está en los reproches que me hago por lo que no tengo o he dejado de lograr, en el auto-castigo por las tareas no cumplidas.

El problema con la entrega de cuentas es que siempre las hago al final, en lugar de haber hecho evaluaciones periódicas.

En el caso que haya dudas sobre qué temas son los que debo rendirme cuenta, aclaro que principalmente me refiero a las acciones que exigen un resultado. Un ejemplo: Mis propósitos de año nuevo, mis metas de cumpleaños o las cosas que deseo cumplir para mi.

La invitación de hoy: Ahora que estamos a un poco menos de la mitad del tiempo para culminar este año, evalúa-te y prepara un reporte del avance hacia: Tu pérdida de peso, el control de tu salud, el incremento en los ingresos o el arreglo de ese cuarto de la casa al que nunca tienes tiempo de entrar. ¿Listo? Ahora ponte en acción, quedan menos de 6 meses.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s