Planifica y programa tu auto-evaluación.

Recuerda, la mejor manera de ser objetivo en la auto-evaluación, es hacer tus metas medibles.

Parte del trabajo que corresponde hacer es auto-evaluarme, la base, nada más que mis metas, esas que establecí en algún momento y guían mis decisiones desde entonces. La evaluación debe ser continua a fin de comprender la manera en cómo voy superando los retos planteados y Sigue leyendo

Rendirme cuentas.

Haz seguimiento periódico a tus metas.

Rendirse cuentas a uno mismo es un poco complicado, normalmente lo hago muy bien con terceros que me exigen o a quienes les exijo, pero ¿Cómo hacerlo conmigo mismo? La respuesta está en los reproches que me hago por lo que no tengo o he dejado de Sigue leyendo