Cambios y rutinas.

Los hábitos suelen detenernos evitando que tomemos las acciones necesarias para adaptarnos.
Los hábitos suelen detenernos evitando que tomemos las acciones necesarias para adaptarnos.

La vida siempre está en cambio permanente y nos muestra escenarios distintos a cada instante, esto no es un secreto para nadie, a menos que seamos del tipo de persona que gusta del status quo, ese en el que todo debe permanecer más o menos sin variaciones. Por otra parte, las personas tendemos a formar hábitos, rutinas que nos mantienen dentro de nuestra área de comodidad.

En la medida en que los cambios se hacen más fuertes y presentes, nuestros hábitos hacen que nos resistamos a ellos, trayendo consigo enfrentamientos, incomodidades y malestar. Es como alguien que pierde su empleo y de pronto se ve en la necesidad de hacer otras actividades productivas que lo llevan a cambiar horarios, adaptarse a la nueva situación, muchas veces a disgusto, sin darse cuenta de que esto puede ser lo más beneficios para su vida.

Toca pensar, evaluar y discernir cuando es el momento de cambiar y para ello hay que tener presente que la vida, muchas veces, nos plantea el cambio sin una situación clara dejándonos la decisión de adaptarnos, pero si no hacemos algo, si no reaccionamos oportunamente, esta nos impulsa de manera brusca  y cuando es la vida quien toma la decisión, entonces los cambios suelen ser duros y dolorosos llevándonos por tortuosos caminos de aprendizaje. Sea cual sea la situación en la que te encuentres, considera lo siguiente:

Hay que estar atentos para determinar si son solo obstáculos a nuestras metas o alguna señal de cambio que no entendemos.
Hay que estar atentos para determinar si son solo obstáculos a nuestras metas o alguna señal de cambio que no entendemos.
  • No querer hacer cosas nuevas y diferentes es lo que hace que nuestras vidas se tornen un poco más complicadas y pesadas.
  • La vida siempre nos pone retos y a la vez, siempre tenemos la capacidad de superarlos.
  • Cambiar las rutinas y cambiar viejos hábitos por nuevos, nos ayuda en el proceso de adaptación.
  • Resistirse a los cambios nos genera cansancio y frustración.

Cada vez que sientas que las cosas te están costando un poco más que antes, antes de rendirte o cambiar el rumbo, observa bien la situación y evalúa si es un reto ante tu meta o simplemente una señal que debes cambiar el rumbo, las respuestas siempre están dentro de ti.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

One response to “Cambios y rutinas.

  1. […] Cambiar nunca es sencillo, tampoco económico, hablando del esfuerzo que nos corresponde hacer para superar las emociones que esto implica. El fondo del asunto es que nos negamos a cambiar porque nos acostumbramos a vivir de alguna manera sin importar lo incómoda que esta pueda ser. En pocas palabras, nos acostumbramos a sufrir. […]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s