El precio del mañana.

Cuanto vale tu futuro dependerá del valor de tus acciones de hoy.
Cuanto vale tu futuro dependerá del valor de tus acciones de hoy.

Ayer comentábamos sobre el mañana. El día de ayer, hoy era mañana, pero ahora mismo, es hoy. ¿Confuso? Ahora imagina lo complicado que es ponerle valor, medirlo de manera objetiva es muy complejo ya que esta medición se hace de la perspectiva individual. Desde afuera podemos inferir si es alto o no, pero aun así es una evaluación subjetiva ya que estaríamos midiendo el valor de otros con nuestra misma vara.

Nuestro sistema de valoración tasa la diferencia entre lo que queremos y lo que hay que hacer para recibirlo. Esto es intimo y personal.
Nuestro sistema de valoración tasa la diferencia entre lo que queremos y lo que hay que hacer para recibirlo. Esto es intimo y personal.

Pero como en las leyes, siempre hay parámetros que nos ayudan a evaluar (nos) de cara a este precio. Dependiendo del valor que le demos a la recompensa, consideraremos alto o bajo el valor a ser entregado, es decir, el valor de la acción que debemos realizar con respecto del valor que percibimos de lo que vamos a recibir. De nuevo ¿Complejo? Ahora te puedes tener una idea de porque algunas personas no se dan a la tarea de calcular y pagar sus precios, terminan comprando más barato y lo barato, por lo general, sale caro. Pero una vez que comienzas a trabajar en ello, te das cuenta de que no es tan complejo, veámoslo de esta manera a ver que impresión te causa.

Pon más atención al valor de tus acciones que al de la recompensa. Verás como esta al final superará tus propias expectativas.
Pon más atención al valor de tus acciones que al de la recompensa. Verás como esta al final superará tus propias expectativas.
  • Existe una gran diferencia entre superar obstáculos y nadar contra la corriente. el primero te hace ser mejor persona en cambio, el segundo te genera frustración.
  • La relación precio/valor es establecida únicamente por tu propio sistema de valoración, cabe preguntar ¿Tienes tus valores por escrito? Suelen ser una excelente brújula.
  • El percibir un precio alto, depende de cómo te sientas con relación a los talentos necesarios para pagar el precio. ¿Conoces tus dones y talentos? ¿Sabes cómo se relacionan con la acción que debes llevar a cabo para lograr lo que quieres?
  • Algo que si se puede medir es la diferencia entre donde estas y donde quieres estar. ¿Conoces tu situación actual?
  • ¿Lo que quieres para ti es beneficioso para muchos o es consecuencia de ayudar a otros que recibes lo que deseas? El valor del servicio es incalculable, ten esto en mente a la hora de evaluar tus acciones.

Estos son solo algunos aspectos para calcular el precio que tiene tu mañana. Como siempre, depende de cada quien y es tan flexible como las necesidades personales. Recuerda tener disciplina y constancia, solo así podrás llegar a tus metas más temprano que tarde.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s