Mañana

El mañana siempre ha estado y estará en nuestras manos.
El mañana siempre ha estado y estará en nuestras manos.

¿Qué es lo que siempre viene y nunca llega? El mañana, porque cuando llega ya es hoy. Pero ¿Que ocurre cuando llega el hoy y no hemos tenido la voluntad de pagar el precio que significa un nuevo hoy más pleno, abundante, próspero y relajado? Comenzamos a tener esos momentos de incomodidad en los que nos culpamos por haber  hecho o dejado de hacer algo. Lo cierto es que el mañana se construye hoy con nuestras acciones.

Pagar el precio del mañana tiene mucho que ver con la voluntad de hacer las cosas. Ponte en acción
Pagar el precio del mañana tiene mucho que ver con la voluntad de hacer las cosas. Ponte en acción

Todo en esta vida tiene un precio y el mañana no es una excepción, de hecho tiene un precio cuyo valor está más relacionado, con lo que este (tu mañana), signifique para cada quien y con lo que se desee que sea, es decir, el precio lo ponemos nosotros mismos y determinarlo es lo más importante para lograr construirlo de manera tal que hasta logre superar nuestras propias expectativas.

Ahora bien, el que tenga un precio no significa que podamos salir al centro comercial y comprarlo en una tienda, este pago se hace con una moneda muy particular, LA ACCIÓN. Si, el actuar en consecuencia es lo que nos lleva a obtener aquello que más anhelamos, nuestros sueños y deseos más íntimos. El que hacer estará relacionado con la naturaleza de lo que queramos y lo lejos que deseemos llegar, combinado con nuestros talentos y habilidades, base fundamental para poder entender cómo pagar el precio. Para ello la sugerencia es, Ten la voluntad.

Asume el control de tu destino y conviertete en el capitan que te llevará a puerto seguro.
Asume el control de tu destino y conviertete en el capitan que te llevará a puerto seguro.
  • De asumir tus sueños sin importar cuan distantes parezcan.
  • De ver tus propias oportunidades de mejora.
  • De operar los cambios necesarios para avanzar y dejar atrás aquello que te mantiene en el mundo del dolor y el sufrimiento.
  • De conocer tus capacidades y utilizarlas para el beneficio de muchos en lugar del tuyo propio solamente.
  • De ponerle fecha de vencimientos a esos sueños. No importa si estaban engavetados, desempólvalos y ver por ellos.
  • De dejar de ser la víctima de las circunstancias.
  • De convertirte en arquitecto de tu vida y capitanear la nave a puertos de dicha y alegría.

El mañana siempre viene y nunca llega, tal vez porque el mañana es hoy mismo y no hay que esperar nada en particular más que vivir el momento para tener certeza del futuro.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s