La lección.

Solo en el silencio mental somo capaces de mirarnos sin juicio para rectificar los errores.
Solo en el silencio mental somo capaces de mirarnos sin juicio para rectificar los errores.

Era temprano por la tarde, hora en la que acostumbraba tomar el Té. El aire fresco, típico de las épocas primaverales, ayudaba al maestro a asimilar sus encrucijadas. Ese día uno de sus alumnos, aquel por quien había desarrollado una estima muy especial, acababa de mentir al hacer trampas en la prueba final.

Reflexionando en solitario, el silencio del maestro fue interrumpido por la casual aparición del joven. – Le noto preocupado maestro, ¿Le ocurre algo? solo se escuchaba el silbido del viento entre las ramas.

– Se lo que has hecho y eso logro perturbar mi paz.

A lo que el joven discípulo respondió – Tenía la duda, gracias por confirmar. Al final no importa, es solo un juego en el que me gusta ganar a toda costa, como en la vida misma.

El maestro asintió y pasados unos minutos dijo – Si te complaces en el momentáneo placer del triunfo, solo estarás dando satisfacción al ego y no al alma que se regocija de tu esfuerzo y sabe que ganas en sabiduría más que en placer. Más aún si el triunfo es ilegítimo, el placer tendrá un sabor amargo cuando llegue el momento de afrontar la realidad.

El alumno resto importancia a las palabras que escuchaba y dijo – Haré trampas y engañaré lo que haga falta, la vida de verdad así lo exige. Y el maestro le recordó – Algún día tendrás que enfrentarte al valor del triunfo así como yo me enfrente a mi fracaso como maestro en esta lección contigo.

La arrogancia siempre tiene un precio alto, que se cobra en el momento menos esperado.
La arrogancia siempre tiene un precio alto, que se paga en el momento menos esperado.

– Pues ese es su problema, espetó el discípulo con sorna mientras se volteaba para retirarse y justo en ese momento vio a la vida preguntarle ¿Cómo pudiste hacer esto? Escrita en el rostro de sus compañeros que se juntaron y escuchaban en silencio la conversación.

Todo lo mejor para ti.-

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s