Pobreza espiritual

La pobreza de espíritu es eso que hace que te reduzcas en tiempos difíciles.
La pobreza de espíritu es eso que hace que te reduzcas en tiempos difíciles.

Para los que vivimos en ciudades, grandes o pequeñas, la vida se ha venido tornando un tanto acelerada y a veces descontrolada. Perseguimos el éxito como si fuese cuestión de cazar una presa extraña que solo pocos han tenido el privilegio de conseguir. Dinero, fortuna, fama, son solo algunos de los nombres a los que muchos llaman éxito.

Se nos hace extraño acercarnos a otros solo para pedir algo, así sea la hora. Dependiendo del lugar en el que estés desarrollando tu experiencia de vida, hacerlo puede significar enfrentarte al mayor de los rechazos, solo por el temor a la inseguridad, a no saber si quien asome el reloj, será víctima de algún robo. Tal vez por ello somos amables solo con quienes están dentro de nuestro círculo personal, amigos, familiares y solo algunos conocidos.

Para entender mejor la espiritualidad y la pobreza de esta, aquí hay algunos conceptos:

  • Según Wikipedia: Se refiere a una disposición principalmente moral, psíquica o cultural, que posee quien tiende a investigar y desarrollar las características de su espíritu, es decir, un conjunto de creencias y actitudes características de la vida espiritual.
  • Según la Real Academia de la Lengua Española (R.A.E.): Principio generador, carácter íntimo, esencia o sustancia de algo.
El problema no es pensar en dinero, el verdadero problema es hacer del dinero lo único en que piensas.
El problema no es pensar en dinero, el verdadero problema es hacer del dinero lo único en que piensas.

Desde este espacio definimos espiritualidad como el desarrollo de la esencia personal para el mayor beneficio de todos. Luego entonces, la espiritualidad es un camino de servicio. Siendo así y habiendo repasado el mundo en que vivimos, pudiéramos decir que estamos en una sería condición de pobreza espiritual donde a cada instante se generan mendigos que andan por la vida, llenos de éxitos y vacíos en el corazón, claro, con sus siempre notables excepciones.

¿Conoces tu espiritualidad? Hazte estas Preguntas:

  • ¿Eres capaz de estar a solas, sin ruidos de ningún tipo? No radio, no televisor, solo tú y tus pensamientos.
  • ¿Prácticas regularmente la paciencia? Para aceptarte y aceptar a otros tal y como son.
  • ¿Sabes en que momento pedir ayuda y recibirla desinteresadamente?
  • ¿Eres amable, desinteresado y humilde la mayor parte del día? Tanto para recibir como para dar.
Ser fuertes espiritualmente es lo que nos permite ayudar a todos, sin juicio.
Ser fuertes espiritualmente es lo que nos permite ayudar a todos, sin juicio.

La espiritualidad y el éxito no están divorciados, puedes tener ambas riquezas y evitar ser un mendigo de alguno de los mundos o de ambos. Solo requieres trabajar con equilibrio.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s