El inicio.

Los retos son parte de la historia, vencerlos requiere de la decisión y para decidir hay que vencer los miedos y los hábitos.
Los retos son parte de la historia, vencerlos requiere de la decisión y para decidir hay que vencer los miedos y los hábitos.

Como ya hemos comentado en varias oportunidades, difícilmente iniciamos las cosas desde cero. Bien pudiera alguien pensar en que nunca ha realizado tal o cual actividad y que no se siente preparado para llevarla a cabo, pero eso terminaría por caer en el campo de lo que el Dr. Camilo Cruz, en su libro La Historia de la Vaca, llama “Creencias Limitantes”. Estas no son otra cosa que los pensamientos que nos dicen cosas como: No estoy listo; No se lo suficiente; Jamás lo he hecho; No creo que pueda o incluso la muy popular Eso es muy complicado.

Si no estamos listos, nos preparamos; si no se lo suficiente, entonces estudio; que nunca antes lo has hecho, pues adivina, si lo quieres entonces tendrás que hacerlo; que no crees que puedas, entonces llénate de fe. ¿Qué lo hacemos parecer muy fácil? La verdad es que si y es porque tomamos la decisión de así creerlo, bien podemos citar a Henry Ford “Tanto si crees que puedes como si crees que no, en ambas siempre tienes la razón” Así que, si tienes la opción de creer que puedes y tener la razón ¿Qué te haría pensar entonces que no es posible? Una pregunta de reflexión para cada quien. Los monstros existen y están viviendo dentro de nosotros mismos alimentándose de temores que surgen a cada reto del camino.

Antes de nacer, ya eras un(a) GANADOR(a). El único espermatozoide entre millones que logró penetrar el óvulo y eso está en tu memoria, solo recuerda.
Antes de nacer, ya eras un(a) GANADOR(a). El único espermatozoide entre millones que logró penetrar el óvulo y eso está en tu memoria, solo recuerda.
  • Si tienes la opción ¿Qué alimentarías más, la creencia de que puedes a la creencia de que no puedes?
  • Si tu respuesta es “Alimentaría la creencia de que si puedo” ni modo que te vayas a limitar desde ya. Entonces ¿Por qué no has comenzado aún?
  • Hay dos posibles razones por las que no te haya sido posible comenzar, 1. Miedo o 2. Hábitos. En ambos casos, la consciencia sobre la existencia de uno o ambos es lo más importante.
  • Si te das cuenta de que tienes miedo, te corresponde enfrentarlo y si te das cuenta de un mal hábito, es menester trabajar para cambiarlo. El peor de los casos es que estés habituado a tener miedo.

Estamos llenos de experiencias que comenzamos a acumular desde el mismo instante en que nacemos, eso nos hace tener experiencia acumulada y lo que corresponde hacer es, rescatar y organizar esa información para poder utilizarla en beneficio de nuestro desarrollo y el de quienes nos rodean. A trabajar.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

One response to “El inicio.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s