Conectándose.

Procrastinar; los vicios; abusar del cuerpo; no saber deci NO; son solo algunos de los malos hábitos que nos mantienen en el dolor y sufrimiento.
Procrastinar; los vicios; abusar del cuerpo; no saber deci NO; son solo algunos de los malos hábitos que nos mantienen en el dolor y sufrimiento.

Comienzan a atarse cabos sueltos, a encontrar personas, reconocer lugares y nuevos gustos. Sentimos el llamado hacia algo que es muchas veces, completamente diferente a lo que hemos venido siendo. Incluso si eres o te sientes muy joven, el cambio acelerado y permanente continúa siendo un impulsor para la creación de nuevas realidades.

Los viejos patrones pierden vigencia, aunque ya hace rato que no la tienen, pero seguimos actuando por hábitos aprendidos que nos resistimos a dejar. Pero la vida y la evolución del ser humano siguen su curso hacia algo que es definitivamente muy superior a lo que somos capaces de ver o comprender. Preguntas obligadas: ¿Qué repetimos normalmente? Lo que nos mantiene en el sufrimiento; ¿Por qué lo hacemos? Principalmente por hábitos. ¿Cómo mejorarlo o cambiarlo?

Conectándonos a través de la atención a nosotros mismos, podremos conocer mejor eso que Dios nos tiene preparado. Seguro que es extraordinario.
Conectándonos a través de la atención a nosotros mismos, podremos conocer mejor eso que Dios nos tiene preparado. Seguro que es extraordinario.
  • La observación es la base para operar los cambios que necesitamos. Luego está la determinación de querer avanzar y salir del lugar en el que estamos por cómodo que nos parezca.
  • Un indicativo de que hay algo que cambiar es cuando nos escuchamos diciendo cosas como “Todo está muy bien” o “Yo estoy perfecto como estoy” El conformismo no es parte del proceso de evolución.
  • Saber que fluir no tiene que ver tanto con dejarse llevar por lo que ocurre afuera, sino con lo que se siente dentro.
  • Sabiendo que lo que nos hace sentir incómodos no es parte del nuevo YO que se encuentra más conectado con Dios. No importa si es una pequeña molestia, en ti no hay más espacio para algo diferente a la armonía.

La mejor manera de conocer lo que no está bien, es conectándonos con nosotros mismos, estar atentos a lo único que podemos controlar, apoyarnos en la confianza de la fe y de esta manera poder comenzar a transformarnos sin tantos tropiezos. Mírate, apréciate, amate y avanza.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

One response to “Conectándose.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s