Mirar la realidad.

La imagen que vemos en el espejo del universo, siempre es la nuestra, distorsionada por los egos.
La imagen que vemos en el espejo del universo, siempre es la nuestra, distorsionada por los egos.

Dicen que no es lo que sucede sino como nos comportamos ante la situación que se nos presenta, la actitud con la respondemos o reaccionamos ante la adversidad o la oportunidad. Hay diferencias marcadas entre responder y reaccionar, ya las hemos comentado anteriormente en el blog, pero en principio, la respuesta
es del corazón y la sabiduría, mientras que las reacciones son del ego y la inmadurez.

Es aquí donde comenzamos a conjugar nuestra cotidianidad, con las explicaciones abstractas sobre el ego y el alma, cuando comienza todo a tener sentido práctico para aplicarlo en la rutina diaria. Una oportunidad que se nos presenta a diario para avanzar y comenzar a ser felices dentro de un mundo que pareciera mantenernos en constante zozobra. Felicidades incompletas que nos muestran el premio pero al instante se levantan barreras que parecieran insalvables a primera vista y desatan en cada uno de nosotros miedos generados por pensamientos de incapacidad y no merecimiento. Ilusiones del ego. La otra cara de la moneda es mucho menos compleja y no por ello más fácil de descifrar.

Responder, requiere de valor y también de ganas de querer hacerlo.

Sobreponerse a los egos es una campaña que debemos iniciar desde ya y mantenerla hasta el final pues ellos nunca cederán su espacio, ya que al ellos rendirse, será el alma quien rija los derroteros que habremos de seguir. Solo observa lo siguiente:

Mirarnos requiere de valor. Asumir que lo que vemos afuera nos pertenece. Toma consciencia.
Mirarnos requiere de valor. Asumir que lo que vemos afuera nos pertenece. Toma consciencia.
  • Ante la crisis, adversidad o contrariedad, respira.
  • Evita querer tener la razón. Eso, definitivamente es del ego.
  • El mundo exterior es un reflejo de lo que tienes por dentro. Así que está atento a la realidad que miras, recuerda que es un espejo.
  • Quien reacciona o explota, no lo hace contra otros, sino contra si mism@. Se compasivo, si te sientes ofendido o maltratado, entonces responde, no reacciones.

La madurez requiere del esfuerzo constante de aprender de nosotros mismos y así poder mirar a los demás con compasión. Todos tenemos nuestros propios temores y complicaciones y ninguna es más ni menos que la de los demás. La invitación de hoy: Práctica paciencia.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s