Gimnasio emocional.

Lidiar con mis emociones es una tarea agotadora, más si decido no aprender de ellas.
Lidiar con mis emociones es una tarea agotadora, más si decido no aprender de ellas.

Al darme cuenta que mi camino está lleno de experiencias grabadas a través de mis emociones, comprendí que cada una de ellas, especialmente las más desagradables, me han fortalecido, no en el sentido que crear una coraza para protegerme, sino en el de apreciar con mayor claridad, que estás, han formado mi capacidad de entender mi vida y la de otros, ayudándome a ser mejor persona, a desarrollar tolerancia, paciencia, compasión, todas virtudes que se desarrollan como consecuencia del amor hacia mí.

En la vida, Dios es mi entrenador personal y, al igual que en un gimnasio, me lleva a hacer cuantas repeticiones necesite para fortalecer mi carácter.

La invitación de hoy: Determina si hay en tu vida, eventos similares, tanto que parecieran repetidos pero con otros personajes (a veces con los mismos de siempre). Ahora haz lo siguiente: 1. Asume la responsabilidad de ellos; 2. Identifica la(s) decisiones que te colocaron en esa situación; 3. Conéctate con la emoción que te movió a tomar es(as) decisiones. Ya estás en el camino de la consciencia, del crecimiento, ahora ve y rectifica.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

One thought on “Gimnasio emocional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s