Tener esperanza.

Fuerza y Fe

Creer en un futuro promisorio depende, en principio, de la calidad de los pensamientos que genero respecto a los acontecimientos que suceden en mi entorno, bien sea que participe directamente de ellos o no. Es así como mis pensamientos me hacen percibir la bondad en otros y esto alimenta mi fe, despertando la esperanza de un futuro mejor. Pero también pueden hacer que dirija mi atención hacia lo negativo, lo que no me gusta, esa sombra que habita en mi corazón y soy incapaz de mirarla de frente.

Todos sintonizamos con aquello que vibra con fuerza en nuestro corazón.

En este momento de conflicto me pregunto ¿qué me hace tener miedo y perder la fe en una solución pronta y efectiva a la situación del país? una en la que tirios y troyanos están plantados en sendas posiciones sin querer ceder un milímetro para abrir espacio a una negociación pacífica. La respuesta, aunque sencilla, es complicada de apreciar. Mirar de frente la rabia y la frustración es complicado, más cuando sé que no estoy en la posición de influencia que lidere a la solución ¿O si lo estoy? O más bien ¿lo Estamos?

La invitación de hoy: Aférrate con todas tus fuerzas a la esperanza, sea cual sea la posición de lucha que tengas hoy, mantente firme y con fe, mirando y esperando lo bueno. No es ignorar lo malo, ambos existen, pero dale fuerza a lo que deseas en lugar de lo que “no quieres para ti”.

Fuerza y Fe Venezuela

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

One thought on “Tener esperanza.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s