Entorno hostil.

Así las cosas por estas calles.

Se me hace complicado mantenerme al margen y no involucrarme en asuntos domésticos, principalmente cuando siento que mi presente y futuro dependen, tanto de lo que está sucediendo como de mi participación en acciones de solución. Bien es sabido que los actuales momentos en Venezuela se libra una batalla entre dos polos diametralmente opuestos sin posibilidades claras de reconciliación, hecho demostrado reiteradas veces por Sigue leyendo

Anuncios

Tener esperanza.

Fuerza y Fe

Creer en un futuro promisorio depende, en principio, de la calidad de los pensamientos que genero respecto a los acontecimientos que suceden en mi entorno, bien sea que participe directamente de ellos o no. Es así como mis pensamientos me hacen percibir la bondad en otros y esto alimenta mi fe, despertando la esperanza de un futuro mejor. Pero también Sigue leyendo

Lo que he dejado de hacer.

Mejor arrepentirse de haber hecho que lamentarse por haber dejado de hacer.

Recientemente he alcanzado a comprender la invitación a no dejar de hacer. De un tiempo reciente hasta la fecha, se han venido haciendo presentes algunas experiencias no vividas, las cuales se han transformado en lamentaciones y deseos llenos de Sigue leyendo

Releerte.

Tenemos las respuestas y nos las vemos porque andamos desconectados.
Tenemos las respuestas y no las vemos porque andamos desconectados.

Sin importar cuánto trabajo haya realizado, tampoco el número de meditaciones ni de sesiones de coaching  o psicoterapia, las respuestas llegan justo cuando logro sintonizarme con la armonía de vivir.  No se trata de crear desconexión de los “problemas” o situaciones inarmónicas que esté atravesando en ese momento, tampoco con hacerme la vista gorda, se trata de aceptación de la realidad, esa que da permiso para Sigue leyendo

Certeza.

Certeza = Fe = Esperanza = Calma = Sabiduría.
Certeza = Fe = Esperanza = Calma = Sabiduría.

Es todo lo contrario a  incertidumbre, es cuando sabemos, más allá del conocimiento mental, que todo va a estar en perfecto orden y traerá beneficio a todos. Pero tenerla o verla no es tarea sencilla, nuestros egos se encargan de elaborar escenarios que nos invitan a dudar y en consecuencia a vivir emociones como el miedo o la tristeza.

La certeza es como la luz que nos guía a través de las dificultades, la llamamos esperanza y nos ayuda a mantenernos en el camino de la felicidad.

La duda sobre los resultados, especialmente aquellos que dependen de nosotros, aparecen cuando nos alejamos de la confianza en nuestras capacidades y de la bondad de Dios, cuando pensamos que nuestros planes y pensamientos son mejores que las lecciones que nos corresponde aprender.

La invitación de hoy: Identifica tu mayor conflicto, concientiza respecto a la situación y evalúa los pro, esas cosas que esperamos sean como nosotros deseamos y aprendizajes, las cosas que salen de una manera distinta a nuestros planes y deseos. Enfócate en las lecciones y decide avanzar con la certeza de que ese “revés” es para el mayor beneficio.

Todo lo mejor para ti.-

Lo nuevo, los cambios.

¿Hay vida despues del parto?

No hay un momento en nuestras vidas en el que los cambios esten ausentes.

En el vientre de una mujer embarazada se encontraban dos bebés. Uno pregunta al otro:
-¿Tú crees en la vida después del parto?
– Claro que sí. Algo debe existir después del parto. Tal vez estemos aquí porque necesitamos prepararnos para lo que seremos más tarde.
– ¡Tonterías! No hay vida después del parto. ¿Cómo sería esa vida?
– No lo sé pero seguramente… habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y nos alimentemos por la boca.
– ¡Eso es absurdo! Sigue leyendo