Da Rabia y frustración.

Cuando lo sientas, suéltalo, eso si, suéltalo y continúa.

Es verdad, hay ocasiones en las que es inevitable no subir la mirada al cielo y decir “Pero bueno, ¿hasta cuándo?” con un gesto de cansancio y quizás obstinación. De quedar hasta allí esa “queja” sería más una descarga de pesar que una posición Sigue leyendo

Anuncios

Libertad e inteligencia.

Libres para elegir nuestros caminos e inteligentes para rectificar

Dios Nos ha dotado de la capacidad de hacer lo que nos parezca más adecuado, así de simple, no interviene en lo que decidimos para nosotros. Al mismo tiempo nos ha dado Sigue leyendo

Tener esperanza.

Fuerza y Fe

Creer en un futuro promisorio depende, en principio, de la calidad de los pensamientos que genero respecto a los acontecimientos que suceden en mi entorno, bien sea que participe directamente de ellos o no. Es así como mis pensamientos me hacen percibir la bondad en otros y esto alimenta mi fe, despertando la esperanza de un futuro mejor. Pero también Sigue leyendo

Desesperanza.

La mezcla más peligrosa es la que se hace con las emociones. Combinar miedo con rabia, tristeza o frustración solo puede tener un resultado, la desesperanza. En el caso del entorno venezolano puede parecer algo auto-inducido, pero la verdad es que saberse marionetas de quienes tienen el control político, sean del color que sean, desanima a unos y enfurece a muchos. No se trata de trancar calles, generando caos y destrucción, tampoco de establecer diálogos, algo totalmente imposible cuando las negociaciones están, a Sigue leyendo

Mente y espíritu.

Uno somos, somos uno.

La magnitud de mis acciones cotidianas es completamente impensable. Si bien el batir de alas de una mariposa en algún rincón del mundo, puede iniciar un huracán al otro lado, mis acciones no son menos impactantes. Pero ¿cómo sería mi vida si estuviese pendiente de que hacer tal o cual cosa llevarían a la humanidad a tener una guerra en otro continente?, menuda Sigue leyendo

Sintiendo IV – Rabia.

Cuando acumulas rabia te enfermas y también puedes causar daño a quienes te rodean.
Cuando acumulas rabia te enfermas y también puedes causar daño a quienes te rodean.

Este sentimiento es muy engañoso, por mucho tiempo me hizo explotar, por las mismas razones que a veces me hacían sentir triste, “las cosas no salen como yo quiero”, pero en otras, pasa desapercibido creando un peso que va creciendo de a poco. El problema, ya lo puedes imaginar, una bomba de tiempo que al explotar causa mucho daño, haciéndome perder el control de mi y con ello, Sigue leyendo

Sintiendo II – Soledad.

Las respuestas más acertadas están en los espacios de soledad. Aprende a escucharte.
Las respuestas más acertadas están en los espacios de soledad. Aprende a escucharte.

Entre las sensaciones más complicadas de definir está la de sentir que no hay nadie a mi lado. A veces me siento solo, otras quiero estar solo, en algunas lo deseo fervorosamente y en ocasiones el grito es “necesito estar a solas”, a pesar de ser muy similares, cada una tiene orígenes diferentes y ciertos aderezos que complican la situación. “Me siento solo” posiblemente esté acompañado de tristeza, auto castigo o abandono, mientras que el “quiero estar solo” muchas veces se Sigue leyendo