De la acción al resultado.

Comienza a andar, luego voltea y aprecia en quien te has transformado.

Una vez que he decidido actuar y acciono con un claro propósito en mi mente, la disciplina se transforma en algo íntimo que no requiere esfuerzo alguno, el entusiasmo y las ganas de lograr impulsan la acción por encima de las circunstancias. En tal sentido, la motivación para hacer, aparece desde adentro, en lugar de ser una consecuencia de los estímulos externos.

Cuando actúo en el presente para alcanzar una meta a futuro, el tiempo y los eventos transcurren de manera casi imperceptible.

Al mirar el camino andado me doy cuenta de la tarea que he realizado casi sin darme cuenta, así como transcurre el tiempo mientras me divierto en una fiesta o de la misma manera en que vivimos nuestras vidas cuando decimos “El tiempo si pasa rápido”. Al final, la acción inicial se ha transformado en resultados y en el proceso de creación, yo también.

La invitación de hoy: Hazte consciente de lo que has logrado a lo largo de tu vida, no menosprecies ningún resultado pues todo lo que has hecho ha beneficiado a otros y a ti mismo, ayudándote en tu proceso de transformación.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s