¿Porque no alimento lo bueno?

Al encontrar lo bueno en nuestras vidas, podremos reconocer la presencia de Dios en todo

Estar en dolor puede ser una situación momentánea o una que se transforma en una condición, tal como la de no tener visión o audición normales. Por ejemplo, una persona con miopía, como en mi caso, tiene la condición de no poder enfocar objetos a la distancia, aun no encuentro un término para quienes nos cuesta mirar hacia adentro y encontrar las salidas que les mantienen caminando en círculos.

La comodidad o lo útil de una condición me permite mantenerla como máscara y al mismo tiempo como excusa para permanecer en el mismo sitio.

Principalmente dejo de alimentar los buenos pensamientos por causa del ego que me mantiene en estado de comodidad y por la falta de consciencia sobre mi propia realidad. Pensar en las carencias más que en la abundancia de mi vida, es un hábito, no una condición.

La invitación de hoy: Si pensar en la carencia es un hábito, entonces este se puede cambiar, comienza hoy a mirar la abundancia en tu vida y verás cómo está se hará plena y próspera, no solo en bienes materiales, sino en de aquello que más anhelas.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s