Avance continuo.

Si estás cansado, descansa, solo ten presente que la idea es no detenerse.

Los valores nos guían hacia una vida virtuosa o con propósito, y este propósito nos mantiene en movimiento constante hacia un mejoramiento que inconscientemente entendemos como algo interminable y es tal vez por esto que evadimos el aprendizaje, porque lo que parece eterno carece de sentido en un mundo lleno de límites.

Cada aprendizaje nos eleva un escalón en el proceso de evolución humana y a su vez nos ofrece una visión más amplia de los mucho que nos falta por avanzar.

Esta condición de vida, donde el fin no se vislumbra con facilidad, es un caldo de cultivo ideal para que el ego nos confunda, empleando el pensamiento para construir excusas y argumentos que nos inviten a utilizar los descansos de las escaleras, como estadios para acomodarnos, esto no es del todo malo, hasta que la vida decide por nosotros que es momento de avanzar. No es posible detener el avance, así sintamos que no podemos más.

La invitación de hoy: Si estás cansado, descansa, pero no te acomodes, porque la vida tiene sus maneras de vencer la inercia y es a los empujones.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s