Entrando a la nueva era.

Entrando a la nueva era
Cada vez estamos más próximos, es momento de comenzar a percibirlo.

Una vez escuché que todo iba a cambiar y ciertamente no lo creí posible, todo estaba tan establecido que me costaba trabajo verlo de manera diferente, incluso imaginarlo, era una tarea complicada que implicaba la creación y entendimiento de más supuestos, un ejercicio titánico que no merecía el esfuerzo. Así la vida transcurrió con los altibajos acostumbrados. Eventos favorables y otros no tanto, viviendo y aprendiendo día tras día, hipnotizado en esta realidad virtual que está por terminar.

¿Cómo te sentirías al descubrir que la realidad que vivimos, la que llamamos verdad, no es más que una ilusión?

Las ilusiones son bonitas de mirar por un momento, pero lo son mientas exista conexión con ella. Al momento que esta desaparece, entonces esa ilusión se vuelve agobiante, cansa los sentidos y absorbe mi energía, colocándome en una espiral descendente llena de círculos viciosos que, bajo disfraces de problemas o conflictos, me sumergen en abismos emocionales profundos y aparentemente sin salida.

La realidad que vivimos es una ilusión creada para ayudarnos con aprendizajes que nos preparan para el momento que hoy afrontamos.

Como todas las ilusiones, luego de un tiempo observándolas con atención, logro conseguir el truco, aprendo y caigo en otra, así hasta que ya no hay más ilusiones, simplemente se terminan y toca hacer el camino de regreso hasta la realidad real, como quien mira una película en reversa, pero a gran velocidad. En ese punto estamos todos, despertando a ritmos diversos. Quien pudo abrir su mente, se presenta de manera ligera y alegre ante el cambio, quien no, lo lleva con cierta dificultad, con molestias, incomodidades, asfixias, ansiedades y un sinfín de emociones que parecieran estar en purga.

La entrada en la nueva era, exige imperativamente, la expansión de la consciencia de manera tal que las emociones no impidan apreciar la realidad.

Vivo estos días con una combinación de sensaciones, júbilo y paz, sosiego y gozo. Cada una de ellas tiene un sentido lógico, están allí porque es lo que está en el ambiente y las percibo en todo lo que me rodea. No hay emociones, solo sensaciones conscientes. No hay alegría porque esta es una emoción transitoria y que no está en el ambiente ni en mí. Tampoco tristeza o rabia, ambas emociones relacionadas con pensamientos que no están en el presente. A estas alturas ya todos debemos conocer la diferencia entre percibir y sentir.

La invitación de hoy: Expande tu consciencia, cierra tus ojos y comienza a percibir

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias.

Un comentario en “Entrando a la nueva era.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s