Despreocupación.

Despreocupacion
El llamado ha sido emitido, no hay tiempo que perder.

El sol de la tarde entibia mis ideas, calma las ansiedades y trae un poco de luz a la sombra que aparece de vez en cuando, como queriendo arrebatar la tranquilidad ganada en una larga batalla de desgaste continuo. Pero al final, en momentos de ansiedad descontrolada, todo lo aprendido florece para serenar la mente y aportar luz al camino, no solo propio, sino a quienes deseen seguir, aunque sea de lejos.

Todo lo que he aprendido me mantienen en calma a pesar de lo incierto de las vicisitudes.

Es incomprensible como los agobios más comunes para la mayoría de las personas, durante esta crisis, solo me parecen situaciones escolares que se resuelven sin mayores inconvenientes. Eventos sin mayor trascendencia que, lejos de angustiar, solo promueven acciones concretas de avance, de búsqueda de centro más que de dinero (por ejemplo). Es que acaso ¿es tan complicado de apreciar? O no es importante y su trascendencia no se aprecia en su magnitud, Hey, estamos hablando de un cambio planetario y todavía creemos que las cosas serán parecidas a como eran antes de febrero (¿?).

La vida nos cambió en un instante y seguirá haciéndolo de ahora en adelante, pero bajo parámetros diferentes, lo que requiere que, necesariamente, nosotros seamos diferentes.

Pero estos cambios son sutiles, casi imperceptibles, eso sí, acelerados. Cada quien se da cuenta a su ritmo, pero los ritmos han cambiado y los llamados a la búsqueda de respuestas se hacen más intensos, al menos para quienes en algún momento anduvieron buscando y se alejaron, los otros, simplemente son y serán atraídos de manera inexplicable, hacia temas y actividades que hasta hace nada, consideraban de poco valor o simplemente sentían “eso no es para mí”. Tal vez la despreocupación sea una reacción normal ante lo desconocido, quizás, un hábito aprendido para evadir las cosas que no comprendemos del todo o que, nos parecen muy complicadas.

Lo cierto es que avanzamos aceleradamente hacia una nueva realidad, una que nadie, en sus sueños más locos haya podido imaginar o tal vez sí (¿?)

La invitación de hoy: Reflexiona y medita para traer un poco de claridad a tu vida, especialmente sobre los temas que más te agobian. Te darás cuenta que, mientras más lo meditas, menos importantes son.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

2 comentarios en “Despreocupación.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s