La importancia de los problemas.

La importancia de los problemas
Supera a tus egos, no es tan difícil.

Cada quien tiene una vida llena de complicaciones, dificultades y sobre todo conflictos con otras personas, que seguramente, están en una situación similar o quizás peor que la nuestra, pero, ¿quién tiene tiempo de mirar los problemas de otros cuando los míos son más grandes y complicados? Una respuesta sensata pudiera ser, La verdad es que no se, pero YO, no, ni queriendo, bastante tengo con los míos en casa. O algo por el estilo.

 

Hay manera de observar los problemas desde otra perspectiva y es, precisamente cambiando el lugar desde donde los vivo y aprecio.

A ver, si te preguntara hoy día, claro asumiendo que ya has superado la edad escolar, ¿Qué tan grande significaba el problema de matemáticas que no pudiste resolver en aquel examen de 4to grado y que tan complejo y difícil de resolver es hoy en día? Seguramente que me dirás que no es tan importante después de tanto tiempo, ¿verdad? Pues eso es un cambio de perspectiva, algo que sucede y nos perdemos en el proceso de pasar de un problema a otro. Es así como dejamos el problema del examen de 4to grado y pasamos el de 5to y luego a los de bachillerato, el amor eterno que duró solo unas semanas a principios de la universidad y luego de la complicada entrevista de trabajo que tengo mañana. Uff. Me cansé de tantos problemas, pero entiende algo importante “Todos en este planeta están igual o peor que tú”, bueno ciertamente hay quienes están mejor, pero porque así lo han decidido, no porque NO TENGAN PROBLEMAS.

La dimensión y el tamaño de los problemas es proporcional a la importancia que le dé y lo capaz que me sienta de resolverlo en el momento.

Incluso si pudiera resolverlo al instante, el problema, sería un problema. Pero, hay algunos otros que no podemos resolver, simplemente porque no están a nuestro alcance, por no están dentro de nuestra área de influencia y es allí cuando los problemas se convierten en verdaderas cargas. Nuestros EGOS, se encargan de llenar nuestras mentes con todo tipo de historias de dolor y sufrimiento y claro está, de argumentos que nos dicen que debemos permanecer en esa situación.

Todo en la vida pasa, absolutamente todo y siendo esto cierto como es, entonces ¿Por qué pensar que será para siempre? Pues no hay razón para ello más que la lección que nos ensaña, el resto, es comodidad de los egos.

La invitación de hoy: Sea cual sea tu problema, ponlo en perspectiva, míralo como si hubieran pasado años del evento, míralo como lo verías siendo quien quieres ser en el futuro y voltea hacia atrás y dice “y tanto que me preocupaba por…” verás cómo el problema en cuestión pierde dimensión y fuerza, permitiéndote avanzar.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s