Sobre la ausencia de enfoque.

La falta de enfoque
La razón por la que no atinamos a lo que deseamos es la distracción por la realidad que creemos real.

Nuestra naturaleza humana ha sido fundamentada en el desarrollo del pensamiento y en la expresión emocional y al mismo tiempo que han sido y siguen siéndolo, el mejor sistema guía con el cual contamos, también se transformaron en nuestros peores enemigos. No porque sea su naturaleza, sino por la dinámica a la que hemos sido expuestos en los últimos 60 años de manera exponencial y cada vez más directa e invasiva.

No permitas que el desorden de tus pensamientos te distraiga de la intención.

El bombardeo de información al que nos vemos sometidos días tras días y la creciente necesidad de saber más a cada instante, nos sobrepasa de maneras que no podemos imaginar y que nos colocan en un modo de acción automática, mayormente supeditados a lo que hace o haga la mayoría, distrayéndonos de lo verdaderamente importante, no para todos, sino para cada quien de manera individual.

Caemos en el ensueño de una realidad dibujada por otros, de un mundo creado a medida de quienes lo quieren controlar.

Esta realidad nos hace perdernos en nuestros pensamientos, hace que divaguemos entre lo que deseamos, lo que necesitamos y lo que creemos querer y necesitar. Vamos de la ilusión a la realidad sin darnos cuenta, creyendo que lo que vemos es real, cuando la verdad es que, como dice “El Principito, lo esencial es invisible a los ojos”.

Divagar en distracciones no es malo, a veces es sano alejarnos del centro para poder alcanzar una nueva y mejor perspectiva.

La falta de enfoque aparece y entonces, nos perdemos en realidades ajenas, perdiéndonos nuestros propios milagros, nuestras verdades y dejamos que sea la “realidad que vemos” la que dirija nuestras vidas, sacándonos del rumbo y colocando preocupaciones donde no las hay.

La invitación de hoy: Mira más allá de lo que tienes ante tus ojos, mira más allá de lo evidente y podrás reenfocar tus pensamientos y con ella, tu vida. Si no crees en lo que acabas de leer, no importa, en algún momento podrás darte cuenta, todo a su tiempo.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

Qanon

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s