Los lastres.

Los lastres
El problema con los lastres es que te hacen creer que son útiles.

Durante nuestro proceso de vida aprendemos muchas cosas y nuestro principal maestro son las emociones, no importa si las calificas de malas o buenas, estas, son y serán nuestras aliadas. Eso sí, solo cuando se expresan de manera armónica y podemos gestionar los resultados a pesar de ellas, es decir, si podemos avanzar a pesar del miedo o si somos capaces de perdonar(nos) a pesar de la rabia. En caso contrario, cuando las emociones se expresan de manera alterada, entonces el control lo tienen los egos y comenzamos a vivir sin consciencia.

Recuerda hacer tu trabajo interior disciplinadamente, es la mejor manera de minimizar la influencia de los egos.

Pero las emociones son lastres que, en cierta medida, son sencillo de descargar. Total, las emociones tienen un efecto efervescente y una vez superado el evento, pueden ser gestionadas de manera efectiva. Ahora bien, el lastre más pesado está conformado por los apegos. Mientras nos enganchamos a personas, situaciones u objetos, fortalecemos el lazo con la ilusión con el maya ilusorio en el que vivimos, alejándonos de conocer a nuestra esencia infinita.

Recuerda, somos mucho más de lo que podemos ver a simple vista.

Son momentos de mucha incertidumbre, tiempos en los que nuestras creencias y saberes son y continuarán siendo puestos a prueba por eventos novedosos, situaciones inesperadas y cambios de fondo. Ya no bastará con ajustar las formas, estamos en tiempos de redimensionarnos como seres humanos y para ello es necesario que nos desapeguemos de viejas estructuras y ancestrales maneras de hacer las cosas en nuestras vidas.

Es momento de soltar.

No es sencillo, pero tampoco es imposible. Soltar es posible, dejar creencias es necesario. No, no me refiero a que dejes de creer en Dios o en el Universo, incluso Ángeles o Vírgenes. No me refiero a dejar tu fe, me refiero a las maneras de hacer las cosas en tu vida. Por ejemplo. Comer carne es bueno, pues ya no tanto, Pensamientos que invitan a la desconfianza, al miedo, a la sentir rabia. Apegos a cosas como joyas, autos, dinero.

La invitación de hoy: Disponte y prepárate para soltar, no tienes que hacerlo de un instante a otro (sería genial), solo ve soltando y dándote cuenta de lo poco importante que son los apegos a las cosas materiales.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

QAnon

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s