Mirarnos en serio.

Mirarnos en serio
Es tiempo de exponerte a nuevas maneras de ver el mundo en el que estás.

Esta puede ser, sin lugar a dudas, la parte más difícil de hacer y lograr a la hora de comenzar un camino de crecimiento interno. Es complejo, ya que en muchas oportunidades pensamos que miramos y comenzamos a cambiar algunos hábitos, quizás los primeros que nos vienen a la mente, pero lo cierto es que, cambiar lo que corresponde requiere de una mirada diferente a la nuestra, una que nos permita ver el punto ciego del espejo.

Los sistemas de creencia son estructuras sólidas complejas de superar.

Lograr una mirada fresca sobre los cambios que estamos atravesando, en ocasiones, requiere de alguien diferente que nos muestre lo que ve, eso es una gran ayuda, pero lo cierto es que todos nos enfrentamos a la caída de las estructuras y lo que ocurre cuando las vemos o vivimos, es que las comparamos con el sistema que acabamos de derrumbar. Esto simplemente nos saca de contexto y hace que perdamos la noción de lo que acaba de ocurrir.

Al no tener un marco de referencia diferente, tenemos que afianzarnos a lo conocido a las cosas que acabamos de superar sin darnos cuenta.

Solo has el esfuerzo de mirar las cosas diferentes. Te cuento una historia. Hace un par de días conocí a un chico, Rubén, durante una breve conversación, él me comentaba lo loco que están las cosas hoy día, lo mucho que el clima está cambiando, a lo que agregué

– Y las personas también están cambiando.

– Ciertamente, fíjese que todo el mundo anda por su cuenta, todo es individual, nadie está pendiente del otro. Eso no está bien

– ¿Seguro que no está bien? Le pregunté

Su rostro se transformó en una gran interrogante

– Porque no intentas mirarlo desde una perspectiva diferente, le dije. Que tal si las emociones ya no son tan importantes y cada quien tiene que mirar dentro de si mismos y por eso no tienen oportunidad de mirar por otros. Lo que ocurre es que no saben qué hacer con ella.

– Pues, fíjese que no lo había visto así, contestó,

– Claro, no tenías manera de verlo de una manera diferente y ese es el truco de nuestra mente, mantenernos atados al sistema de creencias conocido en lugar de abrirse a nuevas perspectivas.

La conversación continuó un poco más, no mucho, pero Rubén aclaró en su mente eso que no tenía forma, tuvo una visión distinta y de seguro, esta nueva manera de mirar las cosas, le dará un impulso a su desarrollo, al menos un poco más del que ya traía.

La invitación de hoy: Busca nuevas perspectivas.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s