Sensibilidad.

Las emociones terminan por ser expresadas, cuando las contienes, no siempre aparecen en el mejor momento.

Estoy permanentemente expuesto a los estímulos del medio en el que desarrollo mi tiempo vital. Estos estímulos generan en mi cargas emocionales de diversas proporciones, desde las más alteradas (intensas), hasta las más débiles, estas últimas responsables por las explosiones de “carácter” al convertirnos en bombas de tiempo Sigue leyendo

Anuncios