Al moverme.

Muévete, canaliza tu emocionalidad y luego racionaliza el evento. Las soluciones aparecerán.
Muévete, canaliza tu emocionalidad y luego racionaliza el evento. Las soluciones aparecerán.

Una vez que comienzo a movilizarme en un plano diferente al que me impuso la emoción, todos los nudos comienzan a desatarse. Es como destrancar un juego o hallar la solución a ese problema de matemáticas que no pude resolver antes del examen. Cuando puedo ver con claridad, la emocionalidad cede espacio y la calma aparece. Luego, corresponde mirar los restos dejados por mis reacciones emocionales y Sigue leyendo