Aclaratoria.

Los egos son mucho más complejos de lo que imaginamos.
Los egos son mucho más complejos de lo que imaginamos.

Los egos son parte de nuestra personalidad y tienden a ser satanizados, al punto de considerarlos nuestros enemigos, pero la situación no para allí. Concluimos que EL EGO es uno solo y es la parte de nuestra personalidad que nos invita a ser vanidosos o codiciosos. Todo lo anterior es una pequeña parte de lo que los ellos representan, estos también nos protegen y tienen funciones específicas que nos impulsan al logro, ya que sin ellos no nos sentiríamos a gusto Sigue leyendo