El fin del ego.

Terminar con el ego requiere que demos un paso al abismo. Ese donde solo podemos encontrarnos con Dios.
Terminar con el ego requiere que demos un paso al abismo. Ese donde solo podemos encontrarnos con Dios.

Muchos escriben e invitan a trabajar el ego, a acabarlo, extinguirlo en nuestras vidas pues, según muchas escuelas es el causante de la mayoría de nuestros males. No voy a contradecir los estudios de ninguna escuela, pues en definitiva todas tienen razón. A cada quien, según sus gustos y estilo de vida le agradará trabajar de alguna Sigue leyendo