Laberintos.

No es posible controlar los pensamientos, pero si podemos darle más fuerza a unos que a otros.
No es posible controlar los pensamientos, pero si podemos darle más fuerza a unos que a otros.

La mente humana parece un lugar sin salida para muchos de nosotros. Vivimos atrapados en el mundo de la ilusión de nuestros pensamientos, y la más grande es creer que podemos controlarlos. Como cuando alguien tiene un vicio y al ser emplazado al respecto dice que lo tiene bajo control, el cigarrillo, el alcohol, las drogas, las Sigue leyendo