El compromiso.

El compromiso siempre es con nosotros mismos más que con terceras personas.
El compromiso siempre es con nosotros mismos más que con terceras personas.

Esta palabra muchas veces genera un temor imperceptible que hace mella en cualquier tipo de relación ya que implica el cumplimiento de los deberes inherentes al mantenimiento de la misma. Pero ¿Que ocurre cuando la relación que debemos mantener es con nosotros mismos? Es aquí cuando comenzamos a ser flexibles más allá de lo que es realmente Sigue leyendo