El compromiso.

El compromiso siempre es con nosotros mismos más que con terceras personas.
El compromiso siempre es con nosotros mismos más que con terceras personas.

Esta palabra muchas veces genera un temor imperceptible que hace mella en cualquier tipo de relación ya que implica el cumplimiento de los deberes inherentes al mantenimiento de la misma. Pero ¿Que ocurre cuando la relación que debemos mantener es con nosotros mismos? Es aquí cuando comenzamos a ser flexibles más allá de lo que es realmente bueno para cada uno y empiezan a aparecer fallas en algunas de las áreas en las que nos desenvolvemos.

Entre las más afectadas están la salud, las relaciones personales y por último las laborales. En todas olvidamos el amor por nosotros mismos y por lo que hacemos transformándolo en monotonía. Es importante destacar que estas fallas muchas veces son inconscientes y llegan como consecuencia de no estar atentos a nosotros mismos cayendo en la trampa del ego que nos hace perseguir señuelos en lugar de sueños.

El compromiso personal es relevante en la medida que comencemos a entender que sin este la vida es complicada, cambiamos la alegría por el sacrificio olvidando que los esfuerzos también pueden ser divertidos, apartamos la pasión, envolviéndonos en el día a día y dejándonos atrapar por la comodidad de lo que hemos aprendido. El ego se encarga de crear ilusiones que nos mantienen atrapados en el sufrimiento, así,

La mejor manera de contrarrestar los egos es prestando atención a nosotros mismos.
La mejor manera de contrarrestar los egos es prestando atención a nosotros mismos.
  • El victimismo nos hace caer en el auto-castigo, lesionando nuestro cuerpo con mala alimentación, la que nos lleva ganar peso y todos los problemas de salud física y emocional que esto conlleva.
  • El miedo a avanzar o simplemente cambiar hace que descuidemos el foco entre pensamiento, palabras y acciones llevándonos mantener relaciones que no están de acuerdo con nuestro crecimiento.
  •  Afectamos nuestras finanzas al limitarnos a mantener trabajos que apenas nos pagan para vivir, por tener miedo a los emprendimientos.

Cualquier herramienta es válida para nuestros egos mientras nos mantenga en la ilusión de la mente, pues de eso se alimentan, del desaliento y las emociones de frustración. Nos corresponde hacer compromisos personales con nosotros para poder mantener el brillo en los ojos y acceder a las maravillas que Dios tiene para nosotros.

Todo lo mejor para ti.-

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s