Todo mal.

Los únicos responsables de evaluar una situación como mala o buena, somos nosotros mismos.
Los únicos responsables de evaluar una situación como mala o buena, somos nosotros mismos.

A ninguno nos gusta que se diga de nosotros que estamos equivocados, que las cosas las estamos haciendo de una manera inadecuada, incluso, que nos recuerden que de alguna manera no nos va a ir del todo bien o de la manera como esperamos. Tendemos a mirar con desdén a quienes se aproximan con noticias y comentarios de este tipo.

Pero y ¿si Sigue leyendo