Negocia.

Para poder negociar contigo mism@, es menester que puedas mirarte de frente y sin miedos.
Para poder negociar contigo mism@, es menester que puedas mirarte de frente y sin miedos.

Todo lo que ocurre en nuestro entorno, es consecuencia de nuestras propias creaciones, las cuales provienen o se alimentan de los pensamientos que generamos constantemente. De allí aparecen las emociones que, gracias a su poder, logran hacer que la mente y el cuerpo se dobleguen, a Sigue leyendo