Cuando estoy listo.

Estoy listo cuando tengo la disposición de enfrentar los retos, no antes.

Es solo en ese momento cuando puedo abrir mi corazón para permitir la salida de las cargas y darme la oportunidad de enfrentar las complicaciones de lo incierto. Es mi propia disposición a recibir  la que determina el que pueda salir de mis círculos viciosos y entrar a espirales Sigue leyendo

Negocia.

Para poder negociar contigo mism@, es menester que puedas mirarte de frente y sin miedos.
Para poder negociar contigo mism@, es menester que puedas mirarte de frente y sin miedos.

Todo lo que ocurre en nuestro entorno, es consecuencia de nuestras propias creaciones, las cuales provienen o se alimentan de los pensamientos que generamos constantemente. De allí aparecen las emociones que, gracias a su poder, logran hacer que la mente y el cuerpo se dobleguen, a Sigue leyendo