Ser el observador.

Ven al presente y observa tu vida.

Cuando vivo en el presente, puedo convertirme en el observador de las situaciones, en lugar de ser el protagonista (víctima o participante) de ellas. Cuando observo, mi perspectiva es más amplia y en consecuencia puedo apreciar diversos escenarios y Sigue leyendo