Sintiendo.

En serio, el corazón no se rompe, si duele, pero sana pronto y enseña mucho.
En serio, el corazón no se rompe, si duele, pero sana pronto y enseña mucho.

Hace un tiempo he venido escuchando que vivir es sentir, pues si es así, entonces recientemente he estado viviendo mucho. Pensaba que los duelos y despedidas eran cosa del pasado remoto y que solo quedaba disfrutar de las alegrías, esas que me empeño en sembrar a diario, al menos en una persona a la vez. Pero la vida se encarga de mostrar que todavía hay espacio por romper para hacer fibra y construir algo mejor. Me empeño en vivir mi vida y le Sigue leyendo

Anuncios