Chocolate caliente.

Pocas cosas son tan buenas como una taza de buen chocolate para desacelerar
Pocas cosas son tan buenas como una taza de buen chocolate para desacelerar

Cavilando entre las ideas que brotan por segundo, buscando con atención la que más resalte por su brillo o su armonía, la vibración también cuenta, mejor en la combinación de todas las sensaciones que inundan los sentidos y abruman tanto al cerebro que la mente, se pierde y por instantes cesa en su operación, atónita, sumida en la conexión de algo que no comprende porque simplemente está más allá de su funciones, pero aun así, no deja de admirar lo que le inunda. Sigue leyendo