Mi sonrisa es mía.

Úsala, es la mejor decisión, incluso en los peores momentos.

La alegría es algo que nadie puede robarse, por más que lo intente, no podrá jamás, a no ser que le dé permiso. Si, lo sé y comprendo perfectamente que esto parece un cliché más, pero ¿Has intentado alguna vez mantener la sonrisa “sincera” en un momento de dificultad? Hacerlo requiere de un positivismo total, ese que te hace saber que esa pequeña Sigue leyendo

Anuncios