El mundo sin emociones.

Las emociones, además ser herramientas de aprendizaje, también nos limitan en el crecimiento.

¿Serías capaz de imaginar un mundo sin las emociones? Ninguna de ellas, uno en el que si no hay tristeza, entonces tampoco hay alegría, un mundo en el que el regocijo y la plenitud, esas sensaciones superiores a la alegría, estén presentes de forma Sigue leyendo