Obediencia

Cada vez es más fácil romper las cadenas del ego que nos mantienen atados a la razón.
Cada vez es más fácil romper las cadenas vencidas del ego que nos mantienen atados a la razón.

A la mayoría de nosotros se nos pasa la vida persiguiendo señuelos convencidos de que son la razón de nuestras vidas. Nos excusamos de tomar acciones que sabemos en nuestro corazón que son lo mejor para nosotros, con el argumento de: “Es que yo soy así…” o  el de que estamos protegiendo a otros del sufrimiento, entonces, nos hacemos víctimas por cuidar a los demás sin darnos cuenta de que todo estará bien si y solo si, nosotros estamos bien.

No es un secreto el hecho de que, si buscamos razones para hacer dejar de hacer algo, las vamos a encontrar, incluso hallaremos apoyo en otros que por sus razones, impulsarán el que entremos en obediencia a nuestra intelecto, al mundo de nuestro EGO, donde el conflicto personal siempre está a la orden del día. Sin caer en la satanización de este personaje, pues sus razones siempre fueron valederas para ayudarnos a crecer, es menester aclarar que en estos momentos que vivimos, tenemos la capacidad de vivir conectados con nuestra divinidad, esa parte de nosotros que vive en Dios sin importar como creas de él.

Conecta con tu corazón y entra en el mundo donde todo es posible, tu intuición.
Conecta con tu corazón y entra en el mundo donde todo es posible, tu intuición.

Cada día  que pasa se hace más evidente que es en nuestro corazón donde encontramos las respuestas a los conflictos que vivimos como consecuencia de nuestras acciones pasadas, ha llegado el momento de desobedecer a la razón porque esto nos lleva a hacerle caso a la intuición, a la verdad. Resistirnos genera incomodidad personal, incluso enfermedades causadas por las emociones involucradas en el proceso, especialmente las “negativas”. Rabia; ira; tristeza; miedo.

  • Desde hoy, Observa tu comportamiento,
  • Determina que emoción te domina en un instante determinado,
  • Encuentra que hecho la generó (no las razones) y luego sin justificaciones, reconoce que nada externo puede tener control sobre ti y canaliza esa energía hacia algo que verdaderamente genere armonía.

No es una tarea sencilla, pero si no comenzamos a practicar, nuestro proceso de crecimiento puede ser muy doloroso.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s