Lo bueno y lo malo.

El pensamiento lineal nos lleva a pesar un soluciones limitadas. Esto ocurre en nuestra mente.
El pensamiento lineal nos lleva a pesar en soluciones limitadas. Esto ocurre en nuestra mente.

Partamos de un principio en el que “lo bueno y lo malo” son solo una manera de pensar en la que existen únicamente dos aspectos de la vida sobre los cuales evaluamos nuestras situaciones y experiencias. Pero ¿Qué ocurre si nada es bueno ni tampoco malo? ¿Cómo queda nuestra manera de pensar? ¿Dónde recae la responsabilidad o la culpa de lo que no sale como queremos?

Ocurre que nuestro mundo comienza a carecer de sentido, no encontramos a quien responsabilizar por lo que nos ocurre. Esto porque mayormente y tal vez por hábitos aprendidos, culpamos a otros de nuestras situaciones. Estamos mal porque no hay empleo; no consigo empleo porque la situación está dura; yo estoy mal porque en mi país no hay oportunidades y  algunos les va bien porque tienen contactos o simplemente suerte. ¿Has escuchado o pronunciado algunas de estas excusas? Seguramente si, incluso hasta de manera inconsciente.

Pensar en términos de “bueno o malo” ha venido perdiendo vigencia aceleradamente con el advenimiento del nuevo momento evolutivo que atraviesa la humanidad. Veamos 7 aspectos a los que no estamos acostumbrados y debemos comenzar a ver con un poco más de seriedad.

Pensar en terminos de malo o bueno, solo hace que nos sintamos incomodos, desagradados o inconformes.
Pensar en terminos de malo o bueno, solo hace que nos sintamos incomodos, desagradados o inconformes.
  • Aceptar que no tenemos lo que deseamos básicamente porque no hemos hecho lo suficiente para alcanzarlo.
  • Entender que sin nuestras acciones nada de lo que queremos se materializará.
  • No son los demás, somos nosotros mismos. Las otras personas solo nos muestran aquello que no queremos o podemos ver en nosotros mismos.
  • Aunque duela, los problemas y conflictos solo son exámenes para que aprobemos alguna lección de vida pendiente.
  • Saber que todo ocurre como tiene que ocurrir, no hay situaciones malas, ninguna de ellas, así que no generes más preocupaciones de las que ya tienes con eventos que no están bajo tu control.
  • Que por más adultos que nos sintamos, aún hay cosas que nos cuesta admitir como nuestra responsabilidad y eso nos causa, casi siempre, más dolor.
  • Internalizar el hecho de que hay muchas cosas que no sabemos y que por más que intentemos entenderlas, no estamos en el nivel de consciencia adecuado para ello.

Al final, todo tiene que ver con nosotros mismos, con lo que creemos que somos y lo que creemos que queremos en contraste con lo que necesitamos y el plan que Dios tiene para cada quien. Abre tu corazón y las respuestas de Dios vendrán.

Todo lo mejor para ti.-

Lo bueno y lo malo existen en el mismo espacio, entonces todo es uno y nada es malo, nada es bueno, simplemente ES
Lo bueno y lo malo existen en el mismo espacio, entonces todo es uno donde  nada es malo y nada es bueno, simplemente ES

 

Anuncios

2 respuestas a “Lo bueno y lo malo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s