La guía.

Andamos buscando algo como si las respuestas estuvieran fuera de nosotros.
Andamos buscando algo como si las respuestas estuvieran fuera de nosotros.

Buscar caminos y respuestas pareciera ser una condición humana muy acrecentada por estos días. Los cambios acelerados mueven a muchas personas a la búsqueda intensa de respuestas, unas que quizás están ocultas tras la fantasía de que estaban resueltas. Basta solo una pequeña crisis para ver como la fe de muchos se tambalea por algún terremoto emocional causado por el cambio de escenario, el cual según los entendidos, apenas ha comenzado.

Los que llevan años buscando y los que recién despierta en inquietudes y preguntas, todos avanzando, tropezando unos con otros en talleres, conferencias, rituales religiosos – Yo opino que… dicen algunos, otros invitan a sentir más que a pensar. Pero ¿Dónde está la verdadera respuesta? Al parecer es diferente, pero en el fondo es la misma para la única pregunta formulada de maneras diferentes. La comprensión de todo esto parte por saber que:

De alguna manera todos somos ciegos, no porque no podamos sino porque no queremos ver.
De alguna manera todos somos ciegos y requerimos una guía. Solo hay que dejar la ilusión del control y confiar
  1. Cada quien tiene su ritmo en esta búsqueda de Dios.
  2. Sí, es Dios lo que todos buscamos así reneguemos de él.
  3. No hay estudiantes avanzados en estos temas, solo algunos que comprenden algo que tú no y los tropiezas para compartir información y seguir el camino.
  4. Todas las respuestas que andas buscando, ya las conoces, solo no las recuerdas.
  5. Tus emociones son el mejor sistema de navegación para estos mares de cambios, úsalo, hay mucha literatura al respecto.
  6. No hay una única respuesta, hay millones y todas son correctas, pues todas son una.
  7. La espiritualidad es complicadas de entender, solo si las procesas con la mente
  8. Las guías siempre han estado a tu alcance, al igual que Dios, solo que les damos la espalda porque “pensamos” que la respuesta no puede ser tan sencilla.
  9. Este camino que emprendes es individual, no pretendas que otros entiendan las cosas como tú lo haces. A cada quien su ritmo.
  10. Lo básico del camino es aprender a respirar para poder vivir el Aquí y el Ahora.

Hay un viejo adagio judío, ya citado en este blog que reza “Si quieres hacer a reír a Dios… Cuéntale tus planes”. No te aflijas que no es burla, él solo mostrará la sonrisa amorosa de un padre por lo gracioso de su hij@

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

2 respuestas a “La guía.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s