El sendero.

Todos llevamos cargas, unos más otros menos. Sin importat la cantidad, toca soltarlas para poder avanzar.
Todos llevamos cargas, unos más otros menos. Sin importat la cantidad, toca soltarlas para poder avanzar.

En esto de vivir, pareciera que muchas veces nos encontráramos en laberintos sin salidas, con ventanas y puertas que solo nos llevan a callejones sin salida donde lo único que al parecer nos queda, es sentarnos a llorar en espera que alguien venga a rescatarnos. A todos nos ocurre por más fortachones que pensemos que somos, de cualquier manera, siempre hay quienes luego de saberse limpios por las lágrimas, toman una profunda y enorme bocanada de aire y deshacen el camino para tomar nuevos derroteros.

Más de este artículo en el libro de Conexión Permanente

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

Un comentario en “El sendero.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s