Los resultados de hacer caso.

Cuando hacemos caso a la voz de Dios, ganamos en certeza y confianza.
Cuando hacemos caso a la voz de Dios, ganamos en certeza y confianza.

Después de atravesar un camino que pudiera llamar, desventurado, me encuentro en un momento de satisfacción muy difícil de describir con palabras. Hacer caso a la palabra de Dios es complejo cuando me empeño en que mi plan es mejor que el de él. No fue sencillo, pero a regañadientes seguí las quedas instrucciones que percibía entre el ruido de mis emociones, estas decían: Sigue adelante que todo va a estar bien.

Aún hoy aparecen las dudas, pero algo dentro de mí ha cambiado, la certeza es más fuerte que el miedo y la confianza acompaña cada paso que doy en el camino.

La invitación de hoy: Haz tu mejor esfuerzo por acallar tu mente y dejar las emociones de lado, de manera que puedas prestar atención a la hoy, queda voz de Dios dentro de ti. Una vez que la identifiques, síguela sin dudar y pronto verás los resultados.

Todo lo mejor para ti.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s