Lo que va por dentro.

Mirarnos cuesta, mirarnos en los defectos ajenos también. Ambos requieren de valentía.
Mirarnos cuesta, mirarnos en los defectos ajenos también. Ambos requieren de valentía.

Siempre hay algo que está dentro que me cuesta ver, bien sea porque no lo entiendo con mi mente o no deseo mirarlo porque me lastima. Cuando esto ocurre, comienzan a aparecer personajes nefastos que me muestran lo peor de mí, generando el rechazo natural expresado en frases como: Me cae mal; No lo soporto; Me da rabia; ¿Cómo es posible que X haga tal…? Entre muchas otras, unas más coloquiales que otras.

Para poder transformarme es necesario que mire con valentía y sin juicios lo que soy.


La invitación de hoy: Expresarte de cualquier manera te ayudará a darte cuenta cómo eres en verdad, a mirar tus imperfecciones y cómo estas se reflejan en el comportamiento de algunas personas que te rodean, especialmente en aquellas que más te desagradan o sientes que te lastiman.


 

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s