Lo que va por dentro.

Mirarnos cuesta, mirarnos en los defectos ajenos también. Ambos requieren de valentía.
Mirarnos cuesta, mirarnos en los defectos ajenos también. Ambos requieren de valentía.

Siempre hay algo que está dentro que me cuesta ver, bien sea porque no lo entiendo con mi mente o no deseo mirarlo porque me lastima. Cuando esto ocurre, comienzan a aparecer personajes nefastos que me muestran lo peor de mí, generando el rechazo natural expresado en frases como: Me cae mal; No lo soporto; Me da rabia; ¿Cómo es posible que X haga Sigue leyendo

Anuncios

Abrir el corazón II.

La llave para abrir nuestro corazón se encuentra en la consciencia que tengamos sobre nuestro comportamiento.
La llave para abrir nuestro corazón se encuentra en la consciencia que tengamos sobre nuestro comportamiento.

Al salir del encierro siento que estoy preparado para ser un YO diferente, uno que ha crecido ante la adversidad y eso me proporciona impulso para iniciar los cambios necesarios sin importar cuán grandes perecieran durante el encierro. Esto solo es posible cuando me dispongo a mirar lo bueno en la adversidad y asumir que Sigue leyendo